Ruta Circular (Coll de Can Gorguí, Turó d’en Baldiri i Ermita de Sant Mateu)

Data: 27/04/2024

Este sábado he disfrutado mucho llevando a El Cim a hacer una bonita ruta con inicio y punto de llegada en Vallromanes, pasando por diferentes Colls: Can Gorguí, Fuentes: Font de Sant

Mateu, i Ermitas: Ermita de Sant Mateu con un desnivel de 626 m. y el punto más alto 494 m.

Punto de encuentro, debajo de la autopista de Montcada I Reixac al lado del colegio La SalleMontcada a les 8:00 h., para ir en varios coches hasta Vallromanes, donde hemos iniciado la

preciosa ruta de hoy.

Previamente hemos desayunado en un bar cerca de la Iglesia de SantVicenç de Vallromanes, situada en el centro del pueblo, no es muy grande pero tiene mucho encanto. La primera documentación sobre su existencia aparece en un documento del año 1303, donde es mencionada hallándose dedicada a “Sant Bartomeu”, la cual tiene un precioso

campanario adosado a la derecha de su fachada.

Vallromanes es un municipio de la comarca del Vallés Oriental al límite con el Maresme, situado a 25 km del municipio de Barcelona. Se extiende por la vertiente noroccidental de la

sierra de Sant Mateu, en la Cordillera Litoral; el término comprende la cabecera de la riera de Vallromanes, que afluye a la riera de Mogent y es drenado también por la riera de Ardenya,

afluente de la primera. El territorio es montañoso, ocupado en una buena parte por matorrales y bosques de pinos y encinas (562 ha).

El tiempo anunciaba lluvia, pero nosotros con mucha ilusión hemos empezado a hacer camino por un bonito paseo entre plataneros, algunos de los cuales sus troncos estaban cubiertos por hojas, desde su base hasta lo alto de sus ramas, bonito vestido verde que en llegar a su puntomás algo desplegaba sus hojas de un lado al otro del paseo cubriéndolo y formando a su vez un pasillo tan natural a tocar del pueblo.Seguimos por el Passeig de la Riera de Vallromanes y ya empezamos a subir por unos senderos maravillosos en plena naturaleza, que estaba rebosante y brillante debido a los recientes lluvias, aunque el terreno estaba embarrado, con mucha ilusión y alegría y sobretodo en genial compañía, hemos avanzado y que maravilla por el camino hemos expresado.

Encrucijada de troncos, árboles caídos que hacían más emocionante el camino, grandes rocas,raíces profundas en un terreno espectacular y todo ello cubierto por la niebla, dándole un

encanto particular con paisajes difuminados, que a su paso en determinados lugares el viento hacía que las hojas de los árboles desprendieran gotas de agua y parecía como si lloviera, pero todo quedaba en una anécdota refrescante.

Entre la niebla íbamos avanzando hacia la Font de Can Gorguí, situada al sudeste de la masía de Can Gorguí, en el cruce del camino de Teià con el torrente de Can Gorguí.

Espectacular los colores de la primavera, que pinta los caminos de esplendor con toda lanaturaleza en flor, diferentes tonos, diferentes colores, formando paseos, preciosos exteriores.

Recorriendo el torrente, con todo su terreno imponente, hemos pasado primero por la Font del Senglar, un bonito rincón en pleno Parc de la Serrada Litorial, situado en la «Ruta del Vedat»en Teià y muy cerca de la zona de picnic Font del Grill.La boquilla de la fuente por donde sale el agua representa la cabeza imponente de un jabalí.

Continuamos por el sendero local S-C 111 de la ruta de El Vedat hasta la Font del Grill, situada en una plazoleta natural. Al otro lado, está la mina de Juan que abastece de agua a la fuente..

La parte superior de la fuente es de obra vista con el grillo de hierro que la corona. La boquilla hecha de hierro representaría una hoja. El rótulo del nombre de la fuente colocado en el

frontal está hecho de madera y en la pared norte de la fuente, hay un poema de Josep Carner.

A medida que íbamos avanzando las vistas en algunos puntos se iban aclarando, algún rayo de sol sobre las poblaciones de a lo lejos y más claridad para entre una intensa verdor, las

panorámicas más cercanas también se veian mejor. Ascendemos hasta el Sagrat Cor de Teià. La figura, en lo alto de la colina rocosa del Moliner y con los brazos abiertos, mira directamente a la iglesia de Teià y goza de una buena vista sobrela riera de Teià y el mar. Desde la base de la figura se adivina a unos 200 metros el Refugio de la Ferreria del Vedat. Al

norte, el profundo corte de la Cantera del Tercio y justo en la cresta, la valla del Mirador de Pedro. Llegamos al Refugio de la Ferreria del Vedat que se encuentra en el Parque de la Cordillera Litoral y que se utilizaba como taller donde se reparaban y afilaban las herramientas que utilizaban los canteros (básicamente, rehacer los punzones y las escarpas que la dura piedra había desgastado.

En este bonito lugar hacemos una parada para desayunar y hacer la primera foto de grupo. Pocas vistas por la densa niebla, pero espectacular lo que se entreveía.

Entre árboles que parecía que les habían hecho la permanente por sus rizos imponentes, a tocar del cielo, nosotros íbamos subiendo la pendiente, hasta llegar al Mirador del Turó de

Baldiri, que es una montaña de 431] metros que se encuentra entre los municipios de Premià de Dalt y Teià, en la comarca del Maresme, està formado por una pequeña explanada

pedregosa y una torre de vigilancia. La vista es espléndida si el día está claro, ya que nos ofrece una panorámica de prácticamente 360 grados que abarca la costa desde Vilassar de Mar hastaMontjuïc y las sierras lejanas del Corredor, Garraf, Collserola, Montserrat y La Mola.

La niebla se iba haciendo más densa, había momentos en que no se veía casi los compañeros que iban adelante, el camino y los todo terreno, estaban difuminados en este bosque

encantado.

Pasamos por el Club Hipico Sant Mateu, donde podemos observar la belleza de los caballos de distintas razas, alguno lo vemos en su hora de comer, muy ocupado para estar bien

alimentado. Llegamos a la ermita de Sant Mateu del Bosc que pertenece al municipio de Premiá de Dalt en la comarca del Maresme. A partir del siglo XV pasó a ser propiedad del monasterio de Sant Miquel del Fai y allí, después de visitar el interior de la ermita, nos hacemos la segunda foto de grupo de las escaleras de la entrada, por la niebla más difuminada.

Nos volvemos a adentrar en el bosque para ir a visitar la Font de Sant Mateu, que recibe su nombre de la ermita cercana. Su agua proviene de una mina y se recoge en una gran balsa: la

Balsa de Sant Mateu, frente a la fuente. Bosque encantado y nosotros encantados de estar en el bosque, superando todo tipo de terreno, el encanto y la belleza de la montaña hace que nos sintamos tan bien y con mucha ilusión llegamos a la bonita Roca Foradada de Vallromanes, una cueva sepulcral prehistóricaque podría datarse en los alrededores del 2200-1800 a.

Siguiendo por una espectacular zona emboscada, nos cruzamos por el camino con un curioso árbol la base del cuál estaba curiosamente rodeada por setas, colocadas formando como si de una falda de tratar y también nos encontramos un pesebre colocado encima de unas rocas, con diversas figuritas de los reyes del tortell de reis y nosotros también dejamos nuestro rey particular en este precioso lugar.

Llegamos de nuevo a Vallromanes, al punto donde habíamos dejado los coche, delante de suiglesia y damos por finalizada esta preciosa ruta muy contentos y habiendo disfrutado de una matinal espectacular, que en otras rutas ya nos hace pensar.

Es maravilloso que el camino nos deje huella, mientras nosotros la vamos dejando en el camino, adelante

No t'en perdis ni una

Apunta't al nostre butlletí